Saltar al contenido
Artículo Musical

Barnices para los instrumentos de cuerda frotada

Todo barniz tiene como finalidad mejorar y proteger la calidad del sonido de cualquier instrumento. El barniz determina la cantidad de vibraciones que puede absorber la madera, así como brindar una capa protectora contra la humedad, una característica de importancia en la proyección del sonido.

En este artículo abordaremos los diferentes tipos de barnices y te recomendaremos un estudio acerca de la historia de los barnices y recetas para barnizar un instrumento de cuerda frotada.

La mayoría de elementos empleados en los barnices son de conocimiento de los profesionales, por lo cual la variación se encuentra en la preparación y aplicación. Así, los barnices se pueden clasificar en industriales y artesanales. En los primeros existen gran cantidad de sustancias químicas con los cuales se puede barnizar la madera, aditivos o pigmentos para el instrumento. En los segundos, barnices artesanales, se encuentran preparaciones personalizadas por los lutieres. Algunos de ellos, inclusive, mantienen la receta en secreto para proporcionar un toque único en sus creaciones.

Barnices a base de aceite

El aceite secante es, quizás, la sustancia más popular a la hora de barnizar un instrumento. Era uno de los principales elementos usados por los lutieres de la antigüedad y sigue siendo el favorito en la actualidad pues su flexibilidad favorece la vibración de las fibras de la madera, las cuales se contraen y expanden con los sonidos, de forma imperceptible al ojo humano, pero significativa de forma acústica.

Los aceites secantes más usados para este tipo de barnices son el aceite de nueces, abeto claro, linaza, lino y espliego. Las resinas más usadas son las de pino y colofonia.

Los barnices a base de aceite demoran más en secar que los barnices basados en alcohol por lo cual algunos lutieres evitan aplicar este barniz en instrumentos de bajo costo. El acabado de un barniz a base de aceite es brillante pues la sustancia es aplicada en varias capas. Debido a que los barnices a base de aceite tardan en secar, el acabado final de los instrumentos de cuerda frotada en los siglos XVII y XVIII dependía de las estaciones, pues se necesitaba cierta exposición solar para darle la primera tonalidad a la madera y realizar el secado natural del barniz.

Como dato curioso, los instrumentos fabricados por la casa Stradivarius contenían solo dos capas de barniz: una de aceite (puede ser de lino) y, posteriormente, otra de aceite y resina de pino más un pigmento para otorgar un color específico. Los pigmentos más usados por el maestro Stradivari fueron óxido de hierro, sulfato de mercurio y pigmento de cochinilla.

Para ampliar la información de esta investigación te recomendamos visitar el sitio web del lutier Philippe Girardin, quien comparte 7 recetas para barnizar la madera de un instrumento de cuerda frotada. El link lo dejamos en la bibliografía.

Barnices a base de alcohol

Estas sustancias son de fácil secado, pero proporciona menor elasticidad que los barnices a base de aceite. Por este motivo, algunos lutieres realizan mezclas de aceite y alcohol con resinas industriales para lograr un acabado de calidad.

Entre las sustancias preferidas para este tipo de barniz se encuentra la mezcla de resinas en esencia de vino, aguardiente, trementina, aguarrás, almaciga y hasta un derivado del petróleo.

Los barnices a base de alcohol se aplican desde el año 1500 o incluso anteriores, según se tiene registro, y la clave se encuentra en hallar las medidas exactas y aplicar la mezcla en caliente sobre la madera.

En conclusión, existen técnicas variadas para la elaboración y aplicación del barniz en un instrumento, lo importante es elegir aquel que preserve y potencie la calidad del sonido.

Bibliografía

Philippe Girardin (s.f.). Barnices. Recuperado de: http://www.philippe-girardin.net/content.php?id=5&lang=ES

Universidad Politécnica de Valencia (s.f.). Historia de los barnices para instrumentos de cuerda frotada. Recuperado de: https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/11771/Historiadelosbarnicesparainstrumentosdecuerdafrotada_Estadodelarteyreflexiones.pdf?sequence=1