Saltar al contenido
Artículo Musical

Los maestros de la escuela italiana del violín

El violín ha sido uno de los instrumentos preferidos por los compositores por su amplia sonoridad y las cualidades de su sonido. Aunque su origen sea desconocido (no es posible establecer su origen en Europa u Oriente) es uno de los instrumentos más ampliamente divulgados en todas las culturas.

En este artículo lo dedicaremos a la escuela italiana del violín para que conozcas a algunos de los grandes ejecutantes de este instrumento de los siglos XVII y comienzos del siglo XIX en Italia.

Los orígenes

Desde el siglo XVI en Italia y Alemania comenzaron a fabricarse violines de manera amplia. En el ambiente imperaba el estudio de la música y esto contribuyó de gran manera a la popularización del aprendizaje del violín, el cual, con el tiempo, fue un instrumento aceptado en varias clases sociales.

En los siglos XVII y XVIII florecen en Italia los grandes maestros del violín, al tiempo que la construcción del instrumento se perfeccionaba. La mayoría de violinistas italianos también fueron buenos compositores, aunque algunos se destacaran más por su interpretación.

Veamos a los principales maestros del violín de los siglos XVII y comienzos del siglo XIX en Italia.

Arcangelo Corelli

  • Nacimiento y muerte: 17 de febrero de 1653 (Fusignano (Italia), cerca de Bolonia) – 08 de enero de 1713 (Roma, Italia).
  • Conocido por: se le reconoce el haber perfeccionado la sonata a solo, la sonata en trío y el concerto grosso. Sus composiciones fueron tan famosas que algunas de sus obras fueron las más reeditadas del siglo XVIII antes de que Haydn surgiera en la historia.

Corelli nace en Fusignano, unos meses después de la muerte de su padre. No se sabe mucho acerca de quién le inició en la vida musical. En 1670 se trasladó a Bolonia (Italia) en la cual predominaba una vida musical muy intensa y se une a la Accademia Filarmonica, fundada en 1666 por el conde Vincenzo Maria Carrati. Sin duda alguna, el hecho de que hubiese un ambiente propicio para la enseñanza de la música y

existieran algunos repertorios para el violín influyó en la vida del joven músico, quien incluso llegó a ser apodado II Bolognese.

Corelli compone sonatas y sinfonías, interpreta y dirige en teatros, iglesias y palacios diferentes al de su patrón. Entre sus obras se encuentran las doce sonatas para violín Op.5, en las cuales se evidencia la práctica del estudio del violín que era popular hacia el año 1700 en la península itálica.

Antonio L. Vivaldi

  • Nacimiento y muerte: 04 de marzo de 1678 en Venecia (Italia) –1741 en Vienna (Austria).
  • Conocido por: sus composiciones y ejecución del violín. Las fuentes del número de sus obras son imprecisas, pero se estima que llegó a escribir entre 500 y 800 conciertos para diversos instrumentos, 220 de ellos dedicados al violín.

Era apodado como el “cura rojo” o «padre pelirrojo» por el color de su cabellera. Debido a su asma crónica se le relevó de sus funciones como sacerdote para oficiar. Fue un excelente compositor, violinista, director y empresario de comienzos del Barroco. Casi todas sus obras las compuso para las niñas del orfanato Pio Ospedale della Pieta, en la cual era maestro de violín.

Entre sus conciertos se destacan II Cimento dell’Armonia e dell’Inventione», Op. 8, donde se incluyen las famosas “Estaciones», «L´estro armónico» (1711) y «La Stravaganza».

Giuseppe Tartini

  • Nacimiento y muerte: 8 de abril de 1692 (Pirano, Istria; hoy Piran, Eslovenia) – 26 de febrero de 1770 (Padua, Italia).
  • Conocido por: ser un estudioso de la armonía (fenómeno acústico de la combinación tonal) e introducir mejoras para la ejecución del violín. Se estima que llegó a componer 150 conciertos y 100 sonatas para violín.

En 1721 comenzó a ejercer como concertino y director de la orquesta de la iglesia de san Antonio de Padua y siete años después funda una escuela de violín en esa misma ciudad. En 1730 se traslada a Praga, donde residiría tres años y en la cual su fama se extendería por Europa. Tartini fue jefe de conciertos de San Antonio en Padua hasta su muerte, en 1770, debido al desarrollo de gangrena en una de sus piernas.

Su obra más conocida es póstuma: “Il trillo del diavolo” o “El trino del diablo”, en la cual trata de imitar al diablo tocando el violín luego de un sueño.

Entre sus escritos recomendamos “Tratado de música según la verdadera ciencia de la armonía”, realizado en 1754.

Francesco Geminiani

  • Nacimiento y muerte: 5 de diciembre de 1687 en Lucca (Italia) – 17 de septiembre de 1762 en Dublín (Irlanda).
  • Conocido por: compositor, violinista, escritor de tratados musicales y pedagogo musical italiano. Se decía que su sonido era dulce y melodioso, su tempo y entonación eran perfectos. Contribuyó a aumentar el número de ejecutantes del violín en Gran Bretaña.

Fue alumno de Alessandro Scarlatti, Carlo Ambrogio Lonati y Arcangelo Corelli, como este último maestro se dedicó al género de los «Concerti Grossi» y al de las sonatas, a diferencia de Vivaldi y Tartini, quienes se cultivaron en los conciertos para violín solo.

Entre 1749 y 1751 se trasladó a París en donde llegó a ser el compositor más solicitado de la época. En 1751 escribió el tratado “El arte de tocar el violín» y en 1739 “Reglas para tocar con buen gusto”. En 1759 viajó a Irlanda donde fue nombrado «Maestro de Música» por el conde Bellamont, país en el que fallecería tres años después.

Francesco María Veracini

  • Nacimiento y muerte: 1690, Florencia (Italia) – 1768 en Florencia (Italia).
  • Conocido por: es famoso como intérprete de violín, aunque también fue compositor.

Su tío, Antonio Veracini, compositor y violinista, le inició en la música. Se destacó por sus piezas orquestales y 40 cantatas solistas.

Veracini fue un gran viajero (1711-1716). Estuvo en Múnich, Dresde y Düsseldorf (Alemania), país en el cual, según se relata, sufrió una gran depresión que lo llevó a un intento de suicidio. También viajó a Londres (Inglaterra) y Venecia (Italia). Especialmente en Inglaterra halló acogida, fue admirado por su manejo del arco, la agilidad de sus trinos, la precisión de sus arpegios y la nitidez del sonido.

Mientras estuvo en Venecia, antes de partir a Dresde (Alemania) fue primer violín de la catedral de San Marcos y allí conoció a Vivaldi.

Pietro Locatelli

  • Nacimiento y muerte: Bérgamo (Italia), 1695 – Amsterdam (Países Bajos), 1764.
  • Conocido por: era considerado un niño prodigio. Es conocido por haber sido el más grande de los virtuosos italianos del violín en el siglo XVIII, debido a la perfección de su técnica, agilidad y afinación. En 1733 publicó «L ´Arte del violino» obra que contenía 24 caprichos con 12 conciertos para violín.

En su ciudad natal fue formado en la música en la escuela de la Basílica de Santa María Maggiore. Más tarde viajaría a Roma en donde estudiaría con el maestro Arcangelo Corelli en 1711. Permaneció en Roma 10 años y compondría sus doce «Concerti Grossi» Op. 1, publicados en Ámsterdam.

Locatelli también visitó Venecia, Munich y Berlín hasta fijar su residencia en Ámsterdam, en 1720. Fue el virtuoso más sobresaliente del siglo.

Niccoló Paganini

  • Nacimiento y muerte: 27 de octubre de 1782 en Génova (Italia) – 27 de mayo de 1840, Niza, (Francia).
  • Conocido por: si Locatelli fue considerado el virtuoso del violín del siglo XVIII, Paganini lo fue de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

Paganini fue un violinista revolucionario. Es considerado inclusive como el mejor violinista de todos los tiempos. Entre sus obras se destacan los “Caprichos para violín” 24 piezas escritas en grupos de seis y doce compuestas por Paganini entre 1802 y 1817. Cada capricho es una estructura de estudio en el cual se desarrolla una habilidad, por lo cual son obras recomendadas para los estudiantes del violín.